NUESTRAS SANDÍAS

La sandía Bouquet fue la primera sandía sin pepitas que se lanzó al mercado europeo, hace casi 30 años.

Las sandías sin pepitas se obtienen a partir del cruce natural en el campo de tres variedades de sandías, que producen un fruto de semillas estériles (blandas y comestibles). No se trata, por tanto, de un producto transgénico.

Desde ese momento, la Familia de Sandías Sin Pepitas Bouquet ha ido creciendo hasta formar una familia de cuatro estrellas:

SANDÍA ROJA SIN PEPITAS

Primera por años de presencia en el mercado y primera en ventas. Exteriormente se distingue fácilmente por su exclusiva piel rayada.

La ROJA

SANDÍA AMARILLA SIN PEPITAS

Su carne amarilla, de un tono similar a la piña, es su principal característica. Ideal para combinarla con la sandía roja, ya que sus dos colores se complementan perfectamente a la hora de elaborar deliciosos platos.

La AMARILLA

SANDÍA MINI SIN PEPITAS

Pequeña en tamaño pero grande en sabor y posibilidades. De entre 2 y 3 kilos y unos 20 cm de diámetro, su sabor es igual de dulce desde el exterior hasta el corazón. Es la solución ideal para los hogares de una o dos personas.

La MINI

SANDÍA NEGRA SIN PEPITAS

La clásica sandía de piel negra, pero con todas las virtudes del resto de sandías de la familia en cuanto a sabor, dulzura y falta de pepitas.

La NEGRA